¿Por qué estudiar trigonometría?

por que estudiar trigonometriaHe aquí una pregunta que muchos estudiantes se hacen al tomar contacto por primera vez con este tema apasionante. ¿Por qué estudiar trigonometría?

Con frecuencia algunos estudiantes manifiestan un rechazo, a veces leve, a veces insistente y otras casi descontrolado, en general fundamentado en que trigonometría es un término que nunca han escuchado y que les parece muy difícil de comprender.

Cuando te preguntas ¿qué es la trigonometría? tienes razones para hacerlo porque efectivamente no es una parte de la geometría que se enseñe en los cursos más básicos. Pero desde el momento que la trigonometría no es ni más ni menos que el estudio entre las relaciones existentes entre los componentes básicos de un triángulo (sus tres ángulos y sus tres lados), ya puedes ir perdiendo el temor, porque cuando hablamos de un triángulo coincidirás conmigo que se trata de un concepto que te es muy familiar, incluso desde tus primeros años de escolaridad.

Ahora que ya sabes de qué se trata, te invito a que te comprometas e incluso hasta que disfrutes de este tema. Créeme que son muchas las respuestas a la pregunta…

¿Por qué aprender trigonometría?

Pues bien, tengo mucho para contarte y extensos argumentos para ti. Pero te propondré una forma más agradable y dinámica para conocerlos.

Ponte cómodo, sube el volumen de tus altavoces o ponte auriculares y mira el siguiente vídeo que no deja lugar a ninguna duda en este sentido…

 

 ¿Cuánto se usa la trigonometría?

Por si aún te quedan dudas, permite que amplíe aún más los conceptos que has escuchado. Está claro que desde la antigüedad, los cartógrafos y astrónomos fueron los primeros en estudiarla y utilizarla.

Seguro nunca habías pensado cómo llegar a determinar con tal precisión y exactitud medidas imposibles de tomar con instrumentos comunes, por ejemplo el diámetro de la tierra o la distancia entre objetos astronómicos…

Pero a lo largo del tiempo, los conocimientos de estos antiguos científicos se expandieron y masificaron, y aún hoy en el mundo moderno son muchos los profesionales que se valen de cálculos trigonométricos para su trabajo. Aunque no lo creas, incluso modistas o jardineros los utilizan los primeros para algunos moldes o cortes complejos y los segundos para trabajar con diseños de canteros que deben quedar geométricamente “perfectos”

Si te preguntas para qué lo usarás tú, rápidamente te respondo que si te desafías a ti mismo y aprendes a usar fluidamente la potencialidad de las tres funciones o razones trigonométricas directas (seno, coseno y tangente), no habrá triángulo en este mundo que sea un misterio para ti.

Al principio estudiaremos los triángulos rectángulos; en pocos días compartiré un post muy claro para enseñarte una especie de protocolo que te permitirá resolver completamente un triángulo en unos pocos pasos.

Más tarde, trasladarás ese conocimiento a cualquier tipo de triángulos porque aparecerán en escena los famosos, teorema del seno y teorema del coseno.

Así las cosas, cualquier problema cotidiano sobre el que puedas expresarte construyendo un triángulo (aunque sea un croquis imaginario o un boceto sencillo en un papel), será muy simple para ti.

Te invito a estar pendiente. Ahora que sabes por qué estudiar trigonometría, te “conquistaré” para que estés entre quienes dominan y disfrutan estos cálculos.

Imagen: questgarden

Leave a Reply