Ley de Senos

La Ley de Senos surge gracias a los estudios de los antiguos arquitectos y obreros de las antiguas construcciones de Mesopotamia y Egipto, en las que se evidencia el uso de estas relaciones dentro de las mediciones requeridas para las pirámides.

Para solucionar algunos de los problemas de los triángulos  con poca información, que normalmente se trata de un lado y dos ángulos, existe la Ley de Senos, con la que se puede resolver  la relación de las igualdades que se cumplen entre los lados y los ángulos de un triángulo cualquiera, así se puede calcular un ángulo o un lado desconocido. Podemos decir que es una relación de tres igualdades correspondientes a los lados de un triángulo.

La Ley de Senos se expresa mediante una fracción que se inicia de izquierda a derecha desde los lados o ángulos conocidos hacia el lado o ángulo desconocido, esto se distingue bajo el nombre de “par conocido”.

Es decir:

fórmula de senos

Esta Ley se aplica a los triángulos oblicuos, es decir, a aquellos que no poseen un ningún ángulo de 90°. Otra forma de decirlo es que en cualquier triángulo la razón de las longitudes de cualquier par de lados es igual a la razón de los senos de los ángulos opuestos correspondientes.

 

Deja un comentario